Cuidado con los referentes de nuestros hij@s «influencers»

Este post está pensado tanto en los referentes que escogen los niños y niñas pequeños como los pre adolescentes y adolescentes, para los cuales seguir a su influencer/s favoritos es lo más importante, pudiendo llegar a ser un peligro para su salud mental y física.

Ejemplo es los menores que en vez de jugar a juegos, jugar con sus propios herman@s, desarrollando la creatividad, inventando o interactuando, se pasan horas mirando youtubers (también menores), jugando, siendo un negocio para esas familias. Independientemente del negocio de detrás de estos youtubers, analizamos el hecho que niñ@s en vez de jugar están viendo como juegan otros niñ@s, siendo un sin sentido y limitando su capacidad de desarrollo personal.

El caso más preocupante en la actualidad que se trata en el vídeo que adjunto, es cuando los pre adolescentes/adolescentes están en ese momento de desarrollo emocional vulnerable, en el cual el equilibrio entre el estado psicológico y el emocional, están haciendo equilibrio y su estado anímico está en constante alteración, mostrando cambios de humor repentinos, rebeldía y actuaciones normales de la adolescencia, pero teniendo en cuenta que no están formados totalmente, siendo vulnerables y susceptibles de equivocarse a la hora de escoger un referente.

Influencers menores que viven de la exposición pública en redes sociales mostrando constantemente su físico, sus opiniones, sus creencias y su día a día para llegar a tener por ejemplo esos cuerpos perfectos que responden al estereotipo de hombre o mujer perfecto, en estos casos, adolescentes.

Esto conlleva a que muchas adolescentes e incluso niñas, se obsesionen por parecerse o llegar a tener ese mismo aspecto y llevar ese mismo estilo de vida. Motivo por el cual, las aboca poco a poco a situaciones de anorexia, bulimia o incluso al suicidio por no alcanzar sus objetivos y sentir un fracaso, que debido al nivel de maduración no son capaces de gestionar.

Tengamos cuidado con lo que ven y a quién siguen nuestros hijos e hijas.

(Visitado 15 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.